Pimientos del piquillo rellenos de setas y trufa

Pimientos del piquillo rellenos de setas y trufa

Ingredientes

  • 3 latas de pimientos del piquillo , una para la salsa y las otras para rellenar
  • 1/2 kilo de setas, una bandeja
  • Un botecito de trufas
  • 2 cebollas pequeñas, una para la salsa y otra para el relleno
  • 1 diente de ajo o ajetes (opcional que se añadirían junto con la cebolla antes de añadir las setas)
  • 2 cucharadas de harina
  • 1/2 litro de leche
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Un bote de 1/2 kilo de tomate

Modo de hacerlo

Pimientos del piquillo rellenos de setas y trufa

Pimientos del piquillo rellenos

Ponemos a escurrir los pimientos reservando el caldo y dejando una lata entera para la salsa.

En una sartén o cazuela de barro ponemos a confitar a fuego bajo los pimientos con una pizca de sal y la misma de azucar (para quitarles la posible acidez) y dejamos enfriar, esto es importante porque luego hay que rellenarlos 😉

Para el relleno, picamos una cebolla pequeña y la ponemos a pochar en una cazuela antiadherente con un poco de sal para que sude, una vez esté transparente añadimos las setas muy, muy picaditas y  lavadas por supuesto; ni que decir tiene que hay que utilizar la seta que más te guste, pero vamos, se puede hacer con unas setitas de cardo.

Pimientos del piquillo rellenos de setas y trufa

Pimientos del piquillo rellenos

Una vez estén hechas, ponemos a punto de sal y añadimos dos cucharadas de harina, rehogamos para que no sepa a crudo y añadimos la leche, más o menos medio litro, poco a poco para hacer la salsa bechamel, según nos va pidiendo, removemos sin parar y rallamos las trufas que vienen en el botecito con agua (son muy baratas pero no tienen demasiado aroma por lo que añadí todas) pero vamos, es cuestión de ir probando, si faltara sal se la añadimos junto con  pimienta negra recién molida y una pizca de queso, un queso suave (yo añadí una cucharada de queso roquefort y se comió demasiado el sabor del resto), dejamos cocer un poco más, retiramos del fuego para que enfríe y poder manipularla.

Por otro lado mientras hacemos la salsa bechamel ponemos a pochar en otro cazo una cebolla cortada en brunoise, una vez pochada añadimos un bote de tomate natural pelado, a mi me gusta Rombo de Oro, y mucho más el que está sin triturar y dejamos freir hasta que pierda el agua, aplastando de vez en cuando, una vez ha perdido el agua, añadimos  los pimientos junto con los rotos que nos aparezcan que no nos valen para rellenar y vamos añadiendo poco a poco el caldo reservado según va evaporando.

Pimientos del piquillo rellenos de setas y trufa

Pimientos del piquillo rellenos

Una vez haya perdido el líquido la salsa, añadimos la nata, dejamos cocer otro poco más removiendo de vez en cuando, con cuidado de que no se queme, ponemos a punto de sal y pimienta (a mi me gusta con mucha) y pasamos por un chino o pasa purés, tiene que quedar tirando a espesita.

Saldrá mucha cantidad, pero la que sobre se puede  utilizar como acompañamiento de cualquier plato, pescados, carnes como salsa para pasta esta buenísima e incluso congelar; merece la pena hacer mucha porque es un poco tostón hacerla.

Rellenamos los pimientos con una cucharilla o con una manga pastelera (resulta bastante más cómodo), ponemos en una fuente de horno, cubrimos con la salsa y reservamos hasta la hora de comer que los templaremos en el horno.

Con estas cantidades sale para muchos pimientos pero se congelan perfectamente y tenemos la comida lista para otro día.

Nota

En este caso no le añado nuez moscada para que no se coma el sabor de la trufa.

1 comentario en esta receta

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.