Gigot o pierna de cordero al horno

Gigot o pierna de cordero

Share on Google+1Share on Facebook0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest2Print this pageEmail this to someone

Ingredientes para 4 personas

  • 2 Piernas de cordero lechal (traseras), se puede utilizar también recental, enteras, sin golpear
  • Mostaza a la antigua (o la que más os guste)
  • Dientes de ajo
  • Sal
  • Agua
  • Tomillo o romero

Para la guarnición

  • 4 patatas
  • 4 dientes de ajo
  • 1 hoja de laurel
  • 3 ó 4 dientes de ajo

Modo de hacerlo

Gigot o pierna de cordero

Gigot o pierna de cordero

Precalentamos el horno a 180º

Lavamos el cordero y le quitamos el reaño si lo tuviera. Pelamos los dientes de ajo con forma de palitos y se los vamos clavando por toda la pata ayudándonos con una puntilla para hacer el agujerito, (podemos introducir a la vez trocitos de romero o espolvorear después).

Una vez hecho esto, le ponemos a punto de sal (sin pasarnos por que hay que contar con la mostaza), untamos la pierna por todos lados con la mostaza, espolvoreamos con tomillo o romero, si es fresco mejor y la ponemos en una bandeja de horno.

Introducimos al horno y a los 15 minutos regamos con un vasito pequeño, de los de vino, de agua; a la media hora le damos la vuelta y lo regamos con el jugo que suelte y si necesitáramos más agua le añadimos otro poco, tiene que quedar salsita, a la media hora volvemos a darle la vuelta, volvemos a salsear y ponemos el gratinador los últimos 10 minutos coincidiendo que quede la piel hacia arriba, es decir, empezamos con la piel hacia arriba, damos la vuelta y la última vuelta otra vez la piel hacia arriba.

Gigot o pierna de cordero

Gigot o pierna de cordero

Lo dejamos templar y vamos cortando filetitos finos con un buen cuchillo, con uno jamonero se hace muy bien. Lo servimos y salseamos.

En este caso lo hemos acompañado de unas patatas cortadas irregularmente previamente cocidas en agua con sal durante 10 minutos, bien escurridas y luego fritas hasta que se doren en abundante aceite caliente con tres o cuatro dientes de ajo golpeados sin pelar y una hoja de laurel.

Está rqiuísimo; también se puede comer en frío, en bocadillo o sandwich como si fuera roast beef.

Share on Google+1Share on Facebook0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest2Print this pageEmail this to someone

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.