Bocados de morcilla de Burgos

Bocados de morcilla de Burgos

Share on Google+4Share on Facebook0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest70Print this pageEmail this to someone
Bocados de morcilla de Burgos

Bocados de morcilla de Burgos

Ingredientes para unas 14 ó 15

  • Morcilla de Burgos
  • Piñones
  • Dulce de membrillo
  • Unas hojas tiernas de hierbabuena fresca
  • Queso de oveja de leche cruda o el que nos guste
  • Harina para rebozar
  • Aceite suave  para freir

Modo de hacerlo

Este invento surge porque no sabía que hacer con un trozo de morcilla que me había sobrado de un cocido, no era mucho, menos de la mitad de una morcilla, unos cuatro dedos, tenía membrillo y unos piñones y “voila”, los bocados de morcilla, lo del nombre simplemente viene por el tamaño, no se deben hacer demasiado grandes para que no empalaguen, el tamaño ideal es cómo el de una canica grande, son ideales para un aperitivo y tomar dos o tres, de verdad que resultaron exquisitas.

Bocados de morcilla de Burgos

Bocados de morcilla de Burgos

Empezamos con la receta, lo primero que haremos es tostar los piñones en una sartén sin nada de aceite, hay que vigilarlos para que se tuesten pero no se quemen, unos minutos, los sacamos, los troceamos con un cuchillo y reservamos.

Pelamos el trozo de morcilla y lo echamos en la sartén y la vamos deshaciendo con una cuchara de madera, añadimos el membrillo cortado a daditos, calculo que la cantidad de membrillo sería como un quesito y medio / dos quesitos, lo mejor es ir añadiendo poco a poco y probar (tiene que quedar un sabor sutíl, no demasiado dulzón) y lo vamos mezclando con la morcilla hasta que se deshaga del todo.

Bocados de morcilla de Burgos

Bocados de morcilla de Burgos

Una vez deshecho y bien repartido lo mezclamos con los piñones, volvemos a mezclar bien y lo echamos a un bol, lo dejamos templar, lo tapamos con papel film y lo metemos en el congelador por unos 15 minutos, lo suficiente para que nos sea más fácil moldear las bolitas.

Pasado este tiempo, formamos las bolitas, las pasamos por harina, sacudimos el exceso de harina y las freimos en abundante aceite caliente, como si fueran croquetas, un minuto más o menos, simplemente hasta que se doren, las sacamos y las ponemos sobre papel absorbente.

Bocados de morcilla de Burgos

Bocados de morcilla de Burgos

Para montar el plato, cortamos el trozo de queso, en este caso de oveja de leche cruda de la ribera del Alberche, colocamos una hojita tierna de hierbabuena (no os imaginais el toque que le dá) colocamos el bocado de morcilla encima, y listo, un aperitivo fácil y riquísimo, espero que os guste 😉

Share on Google+4Share on Facebook0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest70Print this pageEmail this to someone

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.