Lentejas viudas

Lentejas viudas

Ingredientes para cuatro personas

  • 2 Vasos de los de zurito, de vino y un poco más de regalo de lentejas
  • 1 Zanahoria
  • 1 trozo de pimiento verde y otro trocito más para el sofrito
  • 1 /4 ó 1/2  cebolla si es pequeña y cómo 1/4 más para el sofrito
  • 2 Dientes de ajos enteros, con piel
  • 2 Patatas
  • 1 hojita de laurel (opcional)
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimentón dulce

Modo de hacerlo

Lentejas viudas

Lentejas viudas

Estas lentejas son ideales para comer habitualmente porque no tienen nada de grasa, únicamente un poco de aceite que prácticamente va en crudo, eso sí, no hay que dejar de comer de vez en cuando unas buenas lentejas estofadas con su tocinito, chorizo, jamón, morcillita…

Me acuerdo que cuando era pequeña hacer las lentejas era un ritual familiar, nos poníamos mi abuela, mi madre y yo en una mesa con una bandeja e ibámos quitando las piedritas y apartando las lentejas una a una, era un poco rollo pero tenía su encanto, te ibas echando unas charletas y éstas si que había que ponerlas a remojo, actualmente por lo menos las pardinas, las chiquititas, no es necesario, de hecho al ponerlas a remojo se suelen deshacer, basta con ponerlas en un colador y pasarlas por el grifo para quitarles el polvo que pudieran tener.

En una cazuela ponemos las lentejas, la zanahoria pelada y cortada en rodajitas, un trocito de pimiento verde cortado en tiras (como unos tres o cuatro dedos), un trozo de cebolla pelada y entera, los dientes de ajo con piel y lavados, la hojita de laurel, las patatas peladas y cascadas – no cortadas sino como para guiso, empezamos el corte y arrancamos, esto es importante para que suelten la fécula y ayude a espesar el caldo –  ponemos a punto de sal, aunque al final probaremos y rectificaremos así que mejor que falte que no que sobre y cubrimos con bastante agua, hay que tener en cuenta que las lentejas absorben mucho caldo, como unos cuatro o cinco dedos por encima de los ingredientes y ponemos a fuego vivo hasta que empiecen a hervir, una vez empiezen a hervir bajamos el fuego pero justo hasta el punto que en ningún momento pare el hervor y dejamos cocer hasta que estén listas, una media hora.

Lentejas viudas

Lentejas viudas

Mientras tanto partimos en trocitos otro trozo de cebolla y otro trozo de pimiento y reservamos. Una vez listas las lentejas en una sartén para huevos fritos (de las pequeñas) añadimos como un dedo de aceite, freimos la cebolla y el pimiento a fuego vivo, esto no lleva mucho tiempo, retiramos la sartén del fuego y añadimos una cucharadita rasa de pimentón (fuera del fuego para que no se queme), damos un meneo e inmediatamente lo añadimos a las lentejas, dejamos hervir unos cinco minutos más para que las lentejas cojan el sabor del sofrito y listo.

Si nos pasamos de lentejas no pasa nada porque se pueden comer otro día, incluso congelarlas, se pueden hacer en puré, pasadas por un pasapurés no por la batidora acompañadas de unos picatostes (pan frito)…a mi me gusta añadirles unas gotitas de vinagre, pero eso ya en la mesa y al que le guste.

También se pueden servir en cuacharillas como aperitivo caliente con un buen vinito, eso sí.

Si las hacemos en olla rápida o express, se harían igual siguiendo los tiempos del fabricante y una vez hechas, abriríamos la olla, añadiríamos el sofrito y dejaríamos que dieran un hervor.

Bonito a la plancha con sésamo y mayonesa de wasabi

Bonito con sésamo a la plancha y mayonesa de wasabi

Ingredientes para 2 personas

  • 2 tacos de Bonito por persona
  • Sésamo
  • Aceite de ajo confitado
  • Sal

Para la guarnición

  • Endibias
  • Espárragos verdes
  • Champiñones
  • Cebolletas

Para la vinagreta

  • Aceite de ajo confitado
  • Vinagre de Jeréz

Para la salsa mayonesa

  • Aceite 0.4º
  • Sal
  • 1 huevo
  • Gotas de limón o/y vinagre
  • Pasta de Wasabi

Modo de hacerlo

Bonito con sésamo a la plancha y mayonesa de wasabi

Bonito con sésamo a la plancha

Lo primero que haremos es preparar la salsa mayonesa de wasabi y la vinagreta. Lo del aceite de ajo confitado lo utilicé porque me sobró de la receta de bacalao a la plancha con muselina de ajo pero la verdad es que no cuesta nada hacerlo y da muy buenos resultados.

Hacer la vinagreta es muy sencillo, como siempre al gusto, dós ó tres cuharadas de aceite por una de vinagre, en este caso me gustaba que quedara cortada, es decir, que quede practicamente separado el aceite del vinagre así que un par de vueltas con la cuchara y listo -la añadiremos en el momento de servir-.

La salsa mayonesa, o la hacemos natural con el huevo, el aceite, un poco de  sal y el vinagre y/o limón o usamos la que más nos guste de bote, añadimos un par de cucharadas de buen aceite de oliva para mejorarla y al final la pasta de wasabi, realmente es pasta de rábano picante pues el wasabi auténtico es casi imposible de encontrar y bastante caro. La cantidad de wasabi depende de lo picante que nos guste, lo mejor es ir echando poco a poco e ir probando.

Una vez hecho esto nos ponemos a limpiar las verduras. He elegido las que tenía a mano pero está claro que podemos utilizar cualquier tipo de verdura que nos guste, calabacín, zanahorias, hongos, brécol, judías, incluso frutas como las fresas  -muy ricas pero no es temporada-

Limpiamos las verduras; los espárragos los cogemos con las dos manos por el tallo y empujamos un poco con los pulgares, por donde se partan es la parte tierna (entendiendo como parte tierna la que queda donde las yemas) los pasamos por agua y reservamos; a las endibias les quitamos las dos o tres hojas de fuera y según el tamaño las partimos en dos o en cuatro, hacemos lo mismo con las cebolletas. Los champiñones como eran muy pequeñitos, los dejé enteros, simplemente les quité la punta del pedúnculo y los puse a remojo, pero casi nada, para frotarlos un poco con las manos, quitarles la tierra y a escurrir.

Bonito con sésamo a la plancha y mayonesa de wasabi

Bonito con sésamo a la plancha

Con el  bonito sin piel ni espinas hacemos unos tacos de unos dos centímetros de grosor, los untamos con el aceite, ponemos a punto de sal y los envolvemos con el sésamo por todas las caras menos por las bases.

Ponemos la plancha a fuego fuerte, a mi me gusta añadirle a la plancha un puñadito de sal gorda, untamos las verduras de aceite con la brocha y las hacemos poco tiempo, que queden crujientes pero tostaditas, cuando estén las verduras, las sacamos y hacemos lo mismo con el bonito. Al llevar sésamo es más fácil de controlar la cocción del bonito porque lo protege y además le dá ese punto crujiente, le vamos dando vueltas por las cuatro caras -al no tener sésamo por las puntas podemos ver cómo se hace por dentro y dejar al punto que más nos guste-.

Para emplatar ponemos las verduritas a un lado, la mayonesa de wasabi, cortamos el bonito como más nos guste y salseamos con un pelín de vinagreta tanto el bonito como las verduras, pero un hilillo, no tiene que bañar.

Si no encuentras sésamo en el supermercado puedes probar en un herbolario, tienen en casi todos, en este caso sésamo sin tostar.

Si lo servimos en pequeños tacos sirve como un aperitivo bien rico.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.