Bacalao a la plancha con muselina de ajo

Bacalao gratinado con muselina de ajo

Muselina de ajo

Muselina de ajo

Muselina de ajo

Muselina de ajo

Ingredientes para 2 personas

  • 4 tajadas o lomos de bacalao
  • 6 dientes de ajo
  • Aceite de oliva 0,4º
  • Una yema de huevo
  • Pizca de sal

Modo de hacerlo

Lo primero que hay que hacer es desalar el bacalao, se puede utilizar tambíen bacalao ultracongelado a punto de sal, para no repetirme podeis verlo en la receta de bacalao al pil pil.

Bacalao gratinado con muselina de ajo

Bacalao gratinado

A mi me gusta utilizar tajadas más gruesas de las que he utilizado, pero es lo que tenía.Lo primero que hay que hacer es poner a confitar los ajos pelados y enteros en un cacillo con aceite de oliva 0.4º (si utilizáramos AOVE) saldría muy fuerte) el aceite tiene que ser el suficiente para cubrirlos. Para confitarlos y que no se frían se tiene que hacer a fuego bajo, el aceite nunca tiene que sobrepasar los 80º, si son 60º mejor, si se nos calentara demasiado, apartamos un poco del fuego y cuando baje lo volvemos a poner, esto tardará unos 15 minutos, pasado este tiempo, estarán blanditos y apartamos del fuego.

Realmente más que una muselina (no lleva nata) lo que vamos a hacer es una mayonesa de ajo confitado. Ahora podemos elegir dos maneras de hacerlo, a mano con un mortero o con la batidora, si optamos por la batidora lo único que hay que hacer es echar los ajos al vaso de la batidora, añadir un poco de sal, el aceite una vez templado y la yema de huevo (o si preferí­s el huevo entero) y batir como si de una mayonesa se tratara; es decir poniendo la batidora en el fondo y no moverla hasta que no empiece a ligar , una vez ha ligado, podemos mover de arriba a abajo, de esta manera no se os cortara.

En este caso la hemos hecho a mano, tiene su aquél, lleva bastante más tiempo pero particularmente creo que merece la pena.Lo primero que haremos es añadir los ajos al mortero y machacarlos muy bien con una pizaca de sal, mientras, dejamos templar el aceite, añadimos al mortero la yema de huevo y seguimos removiendo hasta que todo esté bien mezclado y en ese momento empezamos a añadir el aceite templado (para saber si está templado simplemente es meter el dedo y que no os queme) con una cuchara para que caiga gota a gota (en este punto si os echan una mano estupendo), y sin parar de remover -siempre en la misma dirección- vamos ligando la mayonesa, a mi me llevó fácil 20 minutos; estará hecho cuando la mano del almirez se sostenga de pié ella solita sobre el mortero.

Mientras precalentamos el horno a unos 200º.

Bacalao gratinado con muselina de ajo

Bacalao gratinado con muselina de ajo

En una plancha con una pizca del mismo aceite de confitar los ajos, marcamos el bacalao 1 minuto por el lado de la piel, si os gusta más hecho podeis hacer lo mismo por el otro lado, una vez hecho esto, colocamos el bacalao en una fuente refractaria, lo napamos con la muselina y lo metemos al horno con el gratinador estará hecho cuando esté doradito.Si queremos aprovechar la clara que nos sobraba y aún os quedan ganas, -yo no lo hice – podemos montarla y mezclarla con la muselina, con una espátula de arriba hacia abajo, con movimientos envolventes, sin manipularla mucho para que no baje  y luego poner esta mezcla sobre el bacalao y luego a gratinar.

Al no utilizar ajos crudos la receta sale muy, muy suave y no repite nada.Nota:
Si nos sobra aceite, ni se os ocurra tirarlo, es un aceite totalmente limpio, que no ha frito y aromatizado al ajo.

Este plato también se puede hacer con bacalao fresco.

Sopa de verduras

Sopa de verduras

Ingredientes

  • 1/4 de kg. de judías verdes.
  • 2 puerros.
  • 3 ramas de apio.
  • 2 zanahorias.
  • 2 nabos.
  • 2 patatas.
  • 1/4 de kg. de repollo.
  • 2 pastillas de caldo de carne.
  • Sal.

Modo de hacerlo

Sopa de verduras

Sopa de verduras

Se limpia y pica la verdura en trocitos pequeños, el repollo en juliana.

Se pone todo a cocer, lentamente en abundante agua unas 2 horas y 15 minutos antes de retirarlo del fuego se le añaden 2 ó 3 pastillas de caldo de carne, yo utilizo Cubitos magi. Pasado este tiempo, probamos y rectificamos de sal si fuera necesario.

La cantidad de agua es siempre unos 6 dedos por encima de la verdura, tiene que quedar mucho caldo que se puede congelar en cubitos y utilizar para otros platos.

La sal no se pone hasta el final porque las pastillas de caldo de carne ya tienen.

Se ha de hacer en un puchero grande.

Pimientos del piquillo rellenos de setas y trufa

Pimientos del piquillo rellenos de setas y trufa

Ingredientes

  • 3 latas de pimientos del piquillo , una para la salsa y las otras para rellenar
  • 1/2 kilo de setas, una bandeja
  • Un botecito de trufas
  • 2 cebollas pequeñas, una para la salsa y otra para el relleno
  • 1 diente de ajo o ajetes (opcional que se añadirían junto con la cebolla antes de añadir las setas)
  • 2 cucharadas de harina
  • 1/2 litro de leche
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Un bote de 1/2 kilo de tomate

Modo de hacerlo

Pimientos del piquillo rellenos de setas y trufa

Pimientos del piquillo rellenos

Ponemos a escurrir los pimientos reservando el caldo y dejando una lata entera para la salsa.

En una sartén o cazuela de barro ponemos a confitar a fuego bajo los pimientos con una pizca de sal y la misma de azucar (para quitarles la posible acidez) y dejamos enfriar, esto es importante porque luego hay que rellenarlos 😉

Para el relleno, picamos una cebolla pequeña y la ponemos a pochar en una cazuela antiadherente con un poco de sal para que sude, una vez esté transparente añadimos las setas muy, muy picaditas y  lavadas por supuesto; ni que decir tiene que hay que utilizar la seta que más te guste, pero vamos, se puede hacer con unas setitas de cardo.

Pimientos del piquillo rellenos de setas y trufa

Pimientos del piquillo rellenos

Una vez estén hechas, ponemos a punto de sal y añadimos dos cucharadas de harina, rehogamos para que no sepa a crudo y añadimos la leche, más o menos medio litro, poco a poco para hacer la salsa bechamel, según nos va pidiendo, removemos sin parar y rallamos las trufas que vienen en el botecito con agua (son muy baratas pero no tienen demasiado aroma por lo que añadí todas) pero vamos, es cuestión de ir probando, si faltara sal se la añadimos junto con  pimienta negra recién molida y una pizca de queso, un queso suave (yo añadí una cucharada de queso roquefort y se comió demasiado el sabor del resto), dejamos cocer un poco más, retiramos del fuego para que enfríe y poder manipularla.

Por otro lado mientras hacemos la salsa bechamel ponemos a pochar en otro cazo una cebolla cortada en brunoise, una vez pochada añadimos un bote de tomate natural pelado, a mi me gusta Rombo de Oro, y mucho más el que está sin triturar y dejamos freir hasta que pierda el agua, aplastando de vez en cuando, una vez ha perdido el agua, añadimos  los pimientos junto con los rotos que nos aparezcan que no nos valen para rellenar y vamos añadiendo poco a poco el caldo reservado según va evaporando.

Pimientos del piquillo rellenos de setas y trufa

Pimientos del piquillo rellenos

Una vez haya perdido el líquido la salsa, añadimos la nata, dejamos cocer otro poco más removiendo de vez en cuando, con cuidado de que no se queme, ponemos a punto de sal y pimienta (a mi me gusta con mucha) y pasamos por un chino o pasa purés, tiene que quedar tirando a espesita.

Saldrá mucha cantidad, pero la que sobre se puede  utilizar como acompañamiento de cualquier plato, pescados, carnes como salsa para pasta esta buenísima e incluso congelar; merece la pena hacer mucha porque es un poco tostón hacerla.

Rellenamos los pimientos con una cucharilla o con una manga pastelera (resulta bastante más cómodo), ponemos en una fuente de horno, cubrimos con la salsa y reservamos hasta la hora de comer que los templaremos en el horno.

Con estas cantidades sale para muchos pimientos pero se congelan perfectamente y tenemos la comida lista para otro día.

Nota

En este caso no le añado nuez moscada para que no se coma el sabor de la trufa.

Higos gratinados con queso y reducción de balsámico

Higos gratinados con queso y reducción de balsámico

Ingredientes para 5 higos

  • 5 higos (estos no estaban demasiado maduros)
  • 3 cucharadas de vinágre de Módena o balsámico
  • 6 trocitos de queso (de cabra o bavaria blu…)

Modo de hacerlo

Precalentamos el horno a 200º, mientras tanto lavamos y secamos los higos (les quitamos el rabillo si fuera muy grande) y les hacemos un corte en cruz sin llegar al final del higo.

Los rellenamos con los trocitos de queso que hayamos elegido, bien bavarian, queso de cabra, un queso que nos guste y derrita y los metemos al horno 5 ó 10 minutos (no hay que dejar de vigilarlos) y luego ponemos el gratinador un pelín para que el queso dore un poquito.

Mientras, hacemos la reducción del vinagre de Módena poniendo en un cazo tres cucharadas y dejando reducir a fuego no muy fuerte, si nos quedara demasiado reducido (pegado al cazo) añadimos unas gotas de agua y volvemos a poner al fuego, esto hay que hacerlo en el último momento justo antes de sacar los higos del horno.

Para emplatar sacamos los higos, los ponemos en un plato chulo y salseamos con la reducción de vinagre que queda como un caramelo, lo he servido con una lengua de silicona y se manejaba muy bien, también se pueden servir sobre una tostada finita.

Se pueden servir tanto de aperitivo como de postre.

Canapé de queso de cabra y mermelada de pimiento rojo

Canapé de queso de cabra y mermelada de pimiento rojo

Ingredientes

  • 2 rebanadas de pan de hogaza (o un pan de calidad)
  • 2 rodajas de queso de cabra de rulo
  • Mermelada de pimiento rojo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Flores de albahaca o albahaca

Modo de hacerlo

Canapé de queso de cabra y mermelada de pimiento rojo

Canapé de queso de cabra

Cortamos el pan en rodajas finas y tostamos, mientras tanto ponemos una sartén antiadherente al fuego y cortamos un par de rodajas de queso de cabra de 1 cm de espesor (a mi me salieron demasiado finas), una vez caliente la sartén añadimos el queso, yo le puse unas gotas de aceite, queda como una costrita, para montar el canapé, ponemos el pan, la rodaja de queso, añadimos la mermelada de pimiento rojo, un chorro de aceite de oliva y espolvoreamos con flores de albahaca o con un poco de albahaca.

Flores de albahaca

Flores de albahaca

La mezcla del queso con el dulce de la mermelada está riquísimo.

Lo de las flores de albahaca es porque tengo unas plantas y en este momento están plagadas de flores 🙂

Melocotón con papaya caramelizados

Melocotón con papaya caramelizados

Ingredientes

  • 2 melocotones medianos
  • 1 trozo de papaya
  • 1 cucharada de azúcar
  • 1 cucharada de mantequilla
  • 2 cucharadas de vinagre balsámico

Modo de hacerlo

Melocotón con papaya caramelizados

Melocotón con papaya caramelizados

Tenía unos melocotones que estaban a punto de pasarse y no sabía que hacer con ellos…

Pelamos los melocotones, los cortamos en gajos y cortamos unos trozos de papaya en plan gajos.

En una sarten ponemos una cucharada de mantequilla, añadimos la fruta y dejamos que se dore un poco, añadimos la cucharada de azúcar y dejamos que se siga dorando.

Cuando estén hechos (pero sin deshacerse) añadimos las dos cucharadas de vinagre de módena y dejamos que evapore.

Está muy rico para acompañar carnes como cerdo, pollo…o de postre, si se quiere, se puede dejar la fruta más al dente, pero en este caso como partía de fruta muy madura….

Cebolla caramelizada

Cebolla caramelizada

Ingredientes

  • 1 cebolla
  • 1 cucharada de azúcar moreno
  • 1 cucharada de aceite de oliva extra
  • 1 cucharada de vinagre balsámico de Módena (opcional)
  • Sal

Modo de hacerlo

Cebolla caramelizada

Cebolla caramelizada

Pelamos y cortamos la cebolla en juliana, en una sartén añadimos una cucharada de aceite, agregamos la cebolla y añadimos un poquito de sal.

Se tiene que cocinar a fuego lento (unos 30 ó 40 minutos), cuando esté blandita agregamos la cucharada de azúcar moreno, y otra de vinagre balsámico, dejamos pochar entre 10 y 15 minutos más.

Steak Tartare

Steak Tartare

Mi plato favorito…Recomendado.

 

Steak Tartare

Steak Tartare

Ingredientes

  • 1/2 kg de solomillo de buey bien limpio, picado (macheteado) con cuchillo.
  • 1 cucharada de alcaparras.
  • 1 cucharada de pepinillos picados (opcional).
  • 1 cucharada de cebolla picada bien fina.
  • 4 yemas de huevo.
  • 1 cucharada de salsa Perrins
  • Un poco de tabasco.
  • 2 cucharadas de zumo de limón.
  • 1 cucharada de perejil picado bien fino.
  • 1 cucharadita de mostaza de Dijon (opcional).
  • 2 cucharadas de aceite de oliva.
  • Sal.
  • Pimienta.

Modo de hacerlo

Steak Tartare

Steak Tartare

Lo primero mucha limpieza, macheteamos la carne con un buen cuchillo en vez de picarla (a mi personalmente me gusta encontrarme trocitos de carne, vamos, que no la macheteo mucho, a la gente normalmente le gusta más fina), luego se ponen todos los ingredientes en un plato hondo y amplio y se trabaja la carne hasta que todo quede bien mezclado. Lo importante de este plato es que todos los ingredientes estén bien picados y que la salsa, el zumo de limón, las yemas y el aceite formen una masa bien compacta con la carne y demás ingredientes.

Cuando todo esté bien mezclado, se forman cuatro hamburguesas (que pueden adquirir otras formas según el gusto de cada uno), y cada una de ellas se coloca en un plato separado, adornándolo con limón y perejil picado.

Se pueden adornar o aderezar también con aceitunas, lechuga, pimienta, más alcaparras..lo ideal es dejar que cada comensal le añada los condimentos a su gusto.

Steak Tartare

Steak Tartare

Es curiosa su historia, según la wikipedia “La creencia común es que este plato tiene su origen en los legendarios Tártaros procedentes de las estepas del Asia Central en las que los nómadas, al no tener tiempo para cocinar, ponían estos filetes bajo las sillas de montar  y así podían comer al final del día la carne ya “tierna” de la continua maceración. En realidad la primera descripción del steak tartare la hizo el escritor Julio Verne en 1875 en su novela Miguel Strogoff,  de ahí que el restaurante Jules Verne, situado en el segundo piso de la Torre Eiffel en París, haya hecho de este plato una de sus especialidades.

Macerando la carne ya macheteada un rato en brandy sale espectacular también.

La receta más antigua conservada de steak tartare figura en el Diccionario Larousse Gastronómico de Prosper Montagné, edición de 1938″

Más sobre el Steak Tartare en la wikipedia

Mermelada de pimiento rojo

Mermelada de pimientos

Ingredientes

  • 1 Kg de pimientos rojos tiernos
  • 3/4  Kg de azúcar
  • 1 Zanahoria
  • 1 Limón entero, pelado sin la parte de la piel blanca y sin pipos (semillas)
  • 2 Cayenas (guindillas), al gusto

Modo de Hacerlo

Mermelada de pimientos

Mermelada de pimientos

Se echan todos los ingredientes a la batidora y se pone al fuego, remover hasta que se haga una mermelada. No hay que parar de dar vueltas para evitar que se pegue.

El tiempo de cocción depende de lo más o menos fluida o espesa que la queramos pero hay que tener en cuenta que cuando se enfríe se volverá muucho más densa.

Esta receta es muy rica y además sirve para guarnición de todo tipo de platos, cerdo a la sal, aperitivos acompañado de quesos, patés…

Gracias Margarita!

Alcachofas con jamón rápidas

Alcachofas estofadas

Ingredientes para 2 personas

  • 2 Latas de alcachofas
  • 1 Cebollita pequeña
  • 2 dientes de ajo
  • Taquitos de Jamón Ibérico
  • Harina de Maiz
  • Aceite de oliva
  • Sal

Modo de hacerlo

Alcachofas estofadas

Alcachofas con jamón

En primer lugar decir que cuanto mejor sea la calidad del bote de alcachofas mejor.

Escurrir los corazones de alcachofas y partirlos por la mitad (reservando el caldo)

Pochar en una cazuela con un poco de aceite la cebolla y el ajo picadito, agregar una pizca de sal (ayuda a pochar las verduras) una vez pochado añadir las alcachofas y rehogarlas dándoles un par de vueltas, mintras tanto desleír en un vaso de caldo un par de cucharaditas de harina de maíz (el que hemos reservado anteriormente); una vez disuelta añadimos el caldo a la cazuela y dejamos hervir unos minutos, es en ese momento cuando añado el jamón, se le podía haber dado unas vueltas en el momento en que pochábamos la cebolla pero creo que queda más tierno de esta manera. Si nos quedara una salsa demasiado espesa añadir más caldo (sin harina claro), si por el contrario quedara muy líquida volver a desleiŕ un poco de harina de maíz en el caldo y añadir.

Alcachofas estofadas

Alcachofas con jamón

Actualmente venden un harina de maíz que no es necesario disolverla antes en un líquido frío (del tiempo quiero decir) sino que se puede añadir directamente sobre las salsas en caliente, la verdad es que resulta más cómoda.

Es una receta, rápida, rica y muy fácil de hacer . El jamón si es Ibérico pues mejor que mejor, y si no tienes jamón no pasa nada sale igual de rica, en las fotos hemos usado bacon bien fritito.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.